viernes, 7 de noviembre de 2008

"Cuaimineitor"

Sentada en mi computadora, en pleno acto de espionaje cuaimil (debo admitir); me puse a pensar en que significa realmente SER cuaima… Para algunos es un acto patético de inseguridad y falta de autoestima… Para otras es simplemente un instinto de supervivencia, que si Darwin lo hubiese estudiado, la selección natural tendría un sentido completamente distinto.

El detalle esta en que aún no sabemos que es una cuaima exactamente; para aquellos foráneos que nos visitan en Crónicas en Tacones; en Venezuela, el país de las mujeres más bellas (y más competitivas entre ellas) del mundo; a la mujer celosa se le conoce como “cuaima”; es más cito un definición que encontré a través de la magia de Google: “Mujer celosa, rapaz, taimada y acosadora, controladora y echada para adelante, que es capaz de hacer lo que sea, pero tiene a su lado a un hombre para someterlo por placer/ también es mujer celosa y acosadora que es carente de autoestima y posee unos celos que superarían a los musulmanes”.

Luego de leer detenidamente la “definición” suministrada por un “macho machote” y de seguir analizando si soy una cuaima, llego a la conclusión de que si, lo soy; en pleno siglo XXI, en un mundo en el cual siempre estamos sometidos a pruebas y a probarnos a nosotros mismos que somos buenos y aptos académica y profesionalmente, por instinto y naturaleza, es igual en el ámbito personal… bueno, en el amoroso, no hay diferencia.

En este maravilloso país somos una cantidad de mujeres, bellas y exitosas, con ganas de amar y ser amadas… en ocasiones por el hombre de otra; entonces tomando en cuenta la cantidad de hombres disponibles; haciendo las reducciones de rigor y contando con que los que quedan “valgan la pena” quedamos con un porcentaje que no llena las expectativas de este país de mujeres.

Llega la situación soñada en la que porque el destino estaba de buen humor ese día puse en tu camino al “tipo”, al “amor de tu vida”; todo es bello, maravilloso, el es perfecto para ti, todo lo que buscabas; pero no contabas con que eso mismo lo buscan una cantidad significativa de chicas (y vaya que si); pero lo que me dio píe a escribir esta reflexión o análisis de mi misma como cuaima o tal vez de aquellas mujeres irrespetuosas que intentan hipnotizar cual víboras al fulano hombre que nos costo unos cuantos barrancos, otro tanto de relaciones insalubres y una cantidad considerable de lágrimas con las cuales podríamos sobrevivir después del calentamiento global para lograr afinar los patrones de búsqueda y encontrarlo.

Al final, me doy cuenta que este escrito tiene dos motivos, mi salida del clóset, para hacerme una cuaima consagrada y la otra, que la cara del descaro puede ser familiar; así que chicas; mis recomendaciones son; siempre al pie del cañón, confíen en su sexto sentido (NUNCA FALLA) y siempre dejen en claro que uds. son las más aptas; así que marquen terreno con confianza; porque ser cuaima no es una cuestión de inseguridad, ni de celos; es cuestión de inteligencia y estrategia.
Carola Zerlín
07/11/08

7 comentarios:

Azrael dijo...

¡XCLNT entrada amiga! Quizá así he aprendido un poco de las mujeres jajaja. Nunca las entenderé pero con esto algo aprendo. Además no tienen un sexto sentido sino como 37 sentidos más. Vaya que son intuitivas y acertadas las mujeres venezolanas, es que uno no se salva ni de la mamá o la abuela jajajajajaja

7 de noviembre de 2008, 3:47
Meri dijo...

yuca!

7 de noviembre de 2008, 9:31
Carola dijo...

Jajaja es así!... Como dice Tiago, que estuvo por 5 años en tu misma posición: "Las mujeres no estan para comprenderlas sino para amarlas"... además que no somos mala vaina y el instinto cuaimil sale cuando "ronda" el peligro jejeje

7 de noviembre de 2008, 11:40
nena.boccardo dijo...

Cuaima... sinónimo de celos... Cierto. Una cuaima no necesariamente lo es con su pareja, lo es también con sus amigas, la familia, los ex-novios... Debo decir, que si alguien necesitaba alguna referencia bibliográfica de fuente confiable pues con este blog se sacó la lotería jajajajajajajaja...

Una victima de la cuaima escritora, por siempre tuya mi Coco!

Looooiiisss!

7 de noviembre de 2008, 17:17
Cultura Emergente dijo...

Llueve.

Llueve en tiempos de paz...y es una gota distinta,
La que golpea el borde de mi ventana.
Tan diferente a la que me hacía recordarla
En tiempos de absoluta soledad
y profunda vacuidad del alma.
Nunca olvidaré esa lluvia....
Rocío que penetraba en mi almohada
y mantenía mis ojos abiertos,
hasta hacerme llorar de impotencia
por no poder abrazarla,
por extrañar hasta su ausencia,
por estar muerto y estar vivo,
bajo la misma lluvia infinita...
Hoy llueve en tiempos de paz...y es una gota distinta
Alex Basso. 23/12/05

7 de noviembre de 2008, 22:46
*L@ur@* dijo...

Diosssssssssssss esta muchacha se me destapó, comadre you rule!!!! que bella vale, quizás no puedo hablar con la experiencia pero en contenido me hizo entretenerme I love yaaaaaaaaaaaaaaa

10 de noviembre de 2008, 21:52
3GR dijo...

Muy "criolla" toda la cosa, pero eso de las "cuaimas" es obvio q se la invento un macho alfa, porq eso de compararte con algo asi como una vibora q se arrastra a hurtadillas para inyectar su veneno, no se, se ve como muy maquivelico, sera porq los hombres piensan en 2 planos nada mas, accion y reaccion; La mujer q se digne a tener "estrategia" corre con el cuamiadjetivo de "one". je.

shsssshsss...

14 de noviembre de 2008, 23:20