jueves, 30 de octubre de 2008

Libertad

No aguanto más este nudo en la garganta, estas ganas de salir corriendo, ese deseo impetuoso de ser como el vaivén del mar; es injusto envidiarle al viento la soltura con la cual camina a su antojo por las nubes del cielo.

Hoy siento la necesidad de romper las cadenas que me atan, quiero restarle uno al total de mis sentimientos; necesito volar, sentir que mis pies no están fijos en el suelo, que no soy una inmóvil estatua, rigida y fría puesta para ser admirada; en mi pecho hay un constante latir de emociones, que la mayoría de las veces son recuerdos de una voz suave que me hacía temblar de emoción... ahora me hace temblar su voz de mando.

Necesito ser libre... libre para amar a esa pequeña obra de arte que salió de mi cuerpo y es mi templo y refugio en mis días más oscuros, con su risa me trae paz y sus ojitos tranquilidad, por eso hoy rompo las cadenas que me atan a tu yugo, no serás más de mi y tu no pretenderás ser más mi dueño.

Ma. Carolina Zerlín

1 comentarios:

3GR dijo...

De verdad me ha gustado mucho, todo lo escrito aqui, entra dentro del perfil de cosas q me gusta leer.
Voy agregarte a los blogs q sigo desde el mio xD
Saludos, desde la tierra del chivo y el cuji ^^

Y gracias por la visita!

14 de noviembre de 2008, 23:28